ele amor

Tengo una alumna que se fue de vacaciones a Taiwan para ver a su familia y amigos. Después de su regreso estuvimos comentando las cosas que hizo allá y durante la conversación tenía una sonrisa que no le cabía en la cara, luego no tardó el y... ¡ahora tengo novio!

Lo conoció gracias a que su papá, durante una cena,  preguntó a sus amigos si conocían a algún candidato apto para su hija. Unos días después, tuvieron una cita y decidieron empezar una relación un poco más formal. Él ahora está en Taiwan y en un par de semanas vendrá a México por primera vez únicamente para visitarla. 

Ella y yo tenemos solamente una clase cada semana y desde que regresó de Taiwan tiene una expresión entre tranquilidad y ansia. Una por haber encontrado a alguien con quien compartir y  otra por contar los días para que la distancia desaparezca. Justo el año pasado estuvimos preparando un examen y en una de las redacciones escribió sobre la cita más romántica y pareciera que está viviendo justamente eso. 

Para mí es una delicia notar esta felicidad tan reciente y poder observar cómo cambiamos los humanitos cuando nos sabemos un poco menos solos en el mundo. 

Comentarios