sexo

SEXO entre mujeres y lo que nadie dice de eso


Siempre me han causado mucha gracia todas las ideas que hay alrededor del sexo entre mujeres. Muchas de ellas vienen de gente que no son mujeres gay y algunas otras vienen de mujeres gay que siguen favoreciendo algún estereotipo. 

Incluso desde antes de tener sexo con una mujer, pensaba que debía ser una experiencia enfocada (casi) únicamente al placer. Si uno quita la posibilidad de procrear y se entiende que la penetración puede pasar o no, entonces ahí se abre un mundo de posibilidades, ¿no? Uno tiene que entender desde otra perspectiva el sexo. Aquí, algunos de los puntos más importantes.

  • Los roles (el eterno debate)
    Gente que no son mujeres gay: ¿Y quién es el hombre de la relación?
    Algunas mujeres gay: ¿Y eres activa o pasiva?

    Ésta es una de las cosas que me causaron algunos conflictos antes. Si uno ha decido explorar la sexualidad desde un camino no "típico", ¿por qué tratar de encasillarlo en los roles típicos de sexo heterosexual? ¿Por qué elegir esto o lo otro si al final se puede todo al mismo tiempo?

    Cuando tuve mi primera novia y me cayó el veinte de que podríamos tener sexo, comencé a buscar información sobre sexo de lesbianas y tuve poco éxito. En Youtube, la mayoría de videos que encontré hablaban sobre cómo la gente había salido del closet y otros temas relacionados, pero no hablaban de sexo. Quizás lo más cercano a lo que yo quería encontrar lo vi en The L Word.

    La primera vez que tuvimos sexo fue la primera vez para otras cosas también. La primera vez que nos desnudamos frente alguien, la primera vez que alguien nos tocaba todo (incluso ella no se había masturbado antes), la primera vez que besé unos senos, la primera vez que di sexo oral. No hubo penetración pero nos quedó claro que eso no era estrictamente necesario y a pesar de estar tan nerviosas y no saber nada, todo salió bien porque nos dejamos llevar por las ganas, la intuición e ignorar todo lo que nos habían dicho antes sobre el sexo.

    Hace unos cuantos meses volví a buscar vídeos que hablaran de eso y me topé con este vídeo. Me sorprendí mucho porque parece que ella no tiene un filtro. Es decir, en estos años se han ido generando más espacios para hablar de nosotras por nosotras y para nosotras, sin embargo, aún hay quienes hablan desde un estereotipo o el morbo. Para hablar de lo que pasa ahí no es necesario hacer generalizaciones o dar demasiados detalles. Por una parte, pienso que hablarlo de esa manera tiene mucho que ver su edad y por otra, pienso que tiene que ver esta era de no privacidad. Si yo hubiera encontrado un vídeo así a los 17 años, probablemente no habría prestado tanta atención a la intuición.

    Creo que el sexo lésbico (y quizás el sexo en general) es como una hoja en blanco en donde uno puede echar sus garabatos como le venga en gana, con más o menos espontaneidad, con más o menos creatividad y elegir o seguir uno u otro rol puede ser un arma de doble filo. Por un lado, permite decir con más facilidad qué te gusta, pero por otro lado pone cierta barrera para experimentar otras cosas.

  • Los dildos (¿invitados?)
    Yo nunca he usado uno. Ni conmigo ni con las chicas con las que he estado. No diría que no a tener esa experiencia pero hasta el momento no ha sido necesario.
    Para mí, el papel de las manos en el sexo lésbico es muy especial. Tocas, acaricias, aprietas, agarras, diriges... y cuando estás adentro puedes sentir varias etapas antes y durante un orgasmo.

  • Las posiciones (¿piedra, papel o tijera?)
    La primera vez que "tijerié" (jaja) fue con mi primera novia y nos dio mucha risa y cambiamos casi dos minutos después. Lo hicimos porque también era nuestra idea de cómo era el sexo entre mujeres. Pienso que tiene que ver con esta idea de que los genitales, en este caso las vulvas, estén en contacto para que sea "sexo sexo".

    Cuando estuve con Pau descubrí otras. Unas por sugerencia de ella y otras por casualidad y yo creo que esto tiene que ver completamente con la confianza que exista. O sea, si uno no tiene tanta confianza con la otra persona hay posiciones que uno ya sabe que funcionan y que incluso no llegan a ser tan íntimas y eso es y no hay más. Pero cuando hay confianza, entonces hay un abanico muy grande de posibilidades para experimentar y decir si funcionan o no. Descubrir posiciones que pueden llegar a ser muy placenteras para una y para la otra no tanto o que pueden llegar a ser un tanto impersonales y encontrar un equilibrio entre dar y recibir, es un ejercicio muy interesante.

    Otra parte muy curiosa de todo esto es descubrir posiciones, ponerles un nombre especial y hacerse el kamasutra personalizado.
  • El clítoris (causa de nuestra alegría, rosa mística, puerta del cielo, estrella de la mañana)
    Qué loco tener un órgano cuya finalidad es meramente placentera, ¿no?
    Qué loco que haya mujeres que jamás han tenido un orgasmo.
    Qué loco y triste que existan países donde se mutila.
  • Sexo oral (sí, por favor)
    Hay mucho placer en dar placer. Incluso la posición que uno tiene que tomar para dar sexo oral es casi como una alabanza y la vista desde abajo es una de las más privilegiadas. Generar una espiral de deseo, hacer este o aquel movimiento con la lengua y recibir una oleada eléctrica que hace erizar la piel y arquear la espalda, ver la cara del placer y saber que el cuerpo está en uno de sus puntos más espléndidos y que en el fondo del cerebro hay un show de fuegos artificiales y luego los paroxismos y los sismos. Ese es un espectáculo digno de vivir.
  • Anexos
    A continuación una lista de las cosas más emocionantes de estar con una mujer y de las que pocas veces o casi nunca se habla. Muchas de estas, porque no se pueden ver a simple vista o de plano no se ven y eso obliga a darle una lectura diferente a cada cuerpo:
    Mojarse, mojarla, las diferentes sensibilidades en los senos y en los pezones, las diferentes sensibilidades de las vaginas, los orgasmos sin penetración, la eyaculación femenina, el niple contra niple, el niple contra vulva, escuchar el placer directamente en el oído...
El Bukowski escribió que el sexo es como darle patadas en el culo a la muerte y cantar al mismo tiempo. Pues sí, señor. 




Comentarios

  1. “Rosa mística” *se rie como pubertito diciendo nepe

    A todo esto, creo que al final una de las partes que menos interesa hasta cierto punto es penetrar. ¿Pa’ qué? Hay tantas posibilidades de otras cosas y con más terminaciones nerviosas que no importa tanto.
    Btw pezones vs vagina es de las mejores sensaciones haha

    ResponderEliminar

Publicar un comentario