mi f̶u̶t̶u̶r̶a̶ novia

La caprichosa flecha del tiempo tomó un chanfle inesperado y me llevó hacia todoloquehabíaescritoenlospostanteriores y más. 

No hay pasado y el futuro es hoy en esta intersección espacio-tiempo con el hermoso arreglo de átomos que forman su cara y todo su ser. 

Ay, qué fortuna amar. Ay, qué fortuito amar.

Comentarios

Publicar un comentario